Romero el madero.

En esta ocasión encontramos la vivienda de Máximo Leal, Guarda Jurado según rezaba el cartel de la puerta, aunque en su armario aparecieron uniformes de Policía Municipal, que por su apariencia fueron utilizados y guardados posteriormente para conservarlos. En todo caso, su nombre definía perfectamente a su oficio.
El trabajar de vigilante de materiales explosivos le autorizaba a llevar arma de fuego. Eran los años de plomo de E.T.A y es comprensible su consumo compulsivo de Ducados, cuando iba a trabajar a Asturias podía fumarse casi un paquete durante el trayecto del tren.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario