Ca L'Espurna.




La terrible sequía que hubo entre 1944 y 1945 dio muchísimos problemas de abastecimiento eléctrico en el conjunto del país.

Con un 81% de la producción de origen hidroeléctrico y con unas infraestructuras en un estado lamentable tras la guerra civil se necesitaban con urgencia electricistas cualificados. 

Teniendo en cuenta que el incremento de la demanda anual crecía un 27%, el entrar en este sector laboral suponía una gran oportunidad que no se podía desaprovechar.

Los que tuvimos suerte, pudimos estudiar antes de ponernos a trabajar y con 16 años ya cobrábamos el doble que cualquier trabajador del campo.

































Camping Honey.


¿Recuerdas cuando te despertabas a las 8 de la mañana de crío en el camping?

No era por las ganas de jugar, por perderte por el campo o de las ganas de desayunar.

El calor en la caravana a esa hora era el despertador de todo el mundo, daba igual que tus padres se hubiesen acostado tarde o que te hubieras tirado toda la noche jugando a la Game Boy...

En cuanto el sol asomaba por el camping... ¡todos en pié!
















La Masía 12 Bis


¿Creéis que podréis olvidaros de nosotros?

Que sepáis que en otros tiempos reuníamos a miles de personas a nuestro alrededor.

Gigantes, cabezudos, dragones, fuímos los reyes de todas las fiestas en las que reinaba el fuego y la magia.

Recordad, algún día, echaréis de menos nuestra alegría.



Fotografía y edición, Lain 611.

 Fotografía y edición, Lain 611













Banderines.

No sé en que momento desaparecieron los banderines de las gasolineras y tiendas de souvenirs.

Recuerdo a mi padre, con el coche cargado hasta los topes y los niños repartidos entre el asiento de delante y el poco hueco que quedara detrás, así de felices salíamos por estas carreteras de Dios a ver mundo.

En ocasiones, muy de vez en cuando, volvíamos a casa con un banderín de recuerdo...